Las competencias básicas

Yo estudié con la Ley del 70, es decir, ocho años de EGB, tres de BUP, COU y cinco años de Universidad, como Dios manda.
Ahora soy todo un pedazo de licenciado en Ciencias Físicas (este dato lo hubiera omitido, pero es importante para lo que luego comentaré).
Terminé la carrera en 1996, así que ha llovido mucho desde entonces.
Últimamente, existen numerosos debates sobre educación y la forma en la que se deben impartir los contenidos. Lo que se conoce como las Competencias Básicas (CCBB).
Se trata de enseñar al alumno la forma de valerse por sí mismo, que sea independiente y capaz de aprender a aprender de forma autónoma. Que los conceptos se adapten a las vivencias, a cosas tangibles, no abstractas. Es una simplificación muy básica, pero lo podríamos resumir así.

Muchos profesores discrepan de este tipo de enseñanza, pues piensan que los contenidos se dejan de lado y que lo más importante es aprender conocimientos. ¡Bendita ley del 70 en la que eso era lo que primaba! ¡En esa época sí que se aprendía!

Yo, la verdad, cuando tengo que posicionarme en un lado o en otro, tiro de mi propia experiencia, que para eso lo he vivido y para eso me tiene que servir.

Así que permítanme que haga unas reflexiones, a ver si me aclaro y me posiciono coherentemente sobre este tema.

Retrocedo a mi época de estudiante (modo flashback on) y obtengo estos resultados:

– En matemáticas de 2º de BUP aprendí los límites. Nunca supe para que servían hasta que hice 4º de carrera (si no hubiera estudiado Física, nunca lo hubiera sabido)

– Tampoco supe la utilidad de las derivadas hasta 1º de carrera.

– De Biología de COU no recuerdo absolutamente nada (creo que lo olvidé todo al mes de acabar el curso)

– Estudié inglés en 6º, 7º, 8º de EGB, todo BUP y COU. Siete años de este magnífico idioma. Sacaba sobresaliente hasta en los exámenes sorpresa, pero no estoy muy contento del nivel de inglés que tengo. Eso sí, si me sueltan en Londres soy perfectamente capaz de mostrarle un papel con el pasado, presente y futuro de los verbos irregulares. Me los sé de carrerilla.

– Odio “El guardián entre el centeno” y “Mi planta de naranja lima”. Dos libros que me hicieron leer a la fuerza en Lengua. Flaco favor le hicieron a sus autores.

– No practico ningún deporte. Sé que es bueno para la salud, pero la caña (y humillación) que me dieron con el potro y las espalderas no la olvidaré nunca. Aunque esto ha sido positivo. Gracias a no practicar deporte nunca me he roto ninguna pierna, ninguna luxación, ningún esguince.

– Música. ¡Qué gran asignatura! Toooooooda la historia de la música y nunca vi un instrumento de cerca. No sé tocar la guitarra y, por tanto, nunca pude utilizar ese recurso para ligar en los asaderos.

Y así podría seguir. Pero no lo voy a hacer, porque este artículo se está pareciendo a aquellos libros de texto de los ochenta, que más se parecían a los temarios de las oposiciones de Justicia.

Creo que queda bien claro en qué lugar me posiciono. Pero sólo por mis vivencias, claro. Nada con una base sólida y pedagógica…

Anuncios

Un comentario en “Las competencias básicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s